Experiencias Exclusivas

Regálese un viaje por la gastronomía y la cultura menorquina a través de las experiencias excepcionales que ofrece Villa Le Blanc Gran Meliá Hotel, como un paseo en llaüt menorquín por la costa, una visita exclusiva al más prestigioso centro de arte de la isla, o una degustación de los mejores quesos artesanales de Menorca.

Ver galería

Conviértase en el protagonista

Descubra con Villa Le Blanc Gran Meliá Hotel la cultura menorquina, su historia y su rica gastronomía. Visite lugares mágicos de Menorca que le dejarán sin palabras. Conozca artesanos y artistas locales en sus talleres, sea partícipe de la elaboración de productos mallorquines con el saber hacer de siempre, y observe el cielo nocturno lleno de secretos.

0

En esencia

Disfrute en Menorca del primer amanecer de España. Vívalo desde un llaüt tradicional navegando las cristalinas aguas menorquinas. Le llevaremos hasta la Isla del Rey, para hacer una visita guiada por la galería de Hauser & Wirth y sus alrededores. Tras la visita, saboree un desayuno en una sala privada del museo. Y a la vuelta, escoja entre ir a Illa de Colom o hacia Cales Coves y Porter. Podrá realizar snorkel o paddle surf. Y cuando lleguemos a tierra… ¡un brindis! con la tradicional “pomada” menorquina.

Conozca los productos típicos menorquines en compañía de los mejores maestros. Elija entre visitar un Lloc tradicional de quesos, aprender su elaboración y hacer una degustación de productos locales; visitar una bodega de vinos y vermuts menorquines con una deliciosa cata; o conocer a un maestro espartero y abarquero que le enseñe su profesión. Además, podrá visitar alguno de los talleres de artistas como Turid Tarabay, Nuria Román o 2ManyFlowers, quienes le abrirán las puertas de sus talleres y charlarán con un buen cóctel en la mano.

Viva un auténtico viaje a través de la cultura Talayótica autóctona de Menorca. Un maridaje entre cielo y tierra, para descubrir la historia y vida de los primeros pobladores de la isla. Con un itinerario en 4x4, conoceremos la cantera de Santa Ponça y dos de las ruinas talayóticas más impresionantes de la isla. La visita al último poblado, con la puesta de sol como telón de fondo, incluye una cena degustación de productos menorquines con cervezas Talayóticas y observación del cielo nocturno con telescopio para contemplar estrellas, nebulosas, cúmulos estelares y constelaciones.

Suba a la cima más alta de la isla y aprecie la estructura del típico mosaico menorquín a vista de pájaro. Un paisaje labrado a través de los siglos por la gente del campo, llegando a construir más “paret seca” (muros típicos del campo menorquín) que la Gran Muralla China. Admire la fortaleza que domina el puerto de Mahón, uno de los 5 más grandes del mundo, y un lugar imprescindible para situarse en la historia de Menorca, imponente durante milenios y, sin duda, donde las piedras hablan al visitante. Reservado en exclusiva, enamórese de la puesta de sol desde el Hornabeque y de la observación astronómica con telescopio.

Admire de cerca y de manera privada, los ensayos de doma más espectaculares de Menorca. Disfrute de un paseo a caballo por el histórico Camí de Cavalls hasta la costa sur de la isla, donde contemplará escenarios y paisajes únicos. Una vez finalizada la ruta, le espera un picnic con comida típica menorquina en un lugar de lo más exclusivo: una pequeña reserva natural en Son Bou rodeado de una manada de caballos en libertad. Todo, acompañado de música en directo y un espectáculo privado de doma menorquina.

1 / 5

Descubre nuestras marcas

Descarga la APP de Meliá en IOS y Android para conseguir una mejor experiencia móvil