TRYP Madrid Atocha Hotel **** -   Madrid

  • Reservas
    • Alemania 01802 12 17 23
    • Reino Unido 0808 234 1953
    • Francia 0800 919 130
    • Italia 800 788 333
    • Portugal 800 83 40 38
    • Holanda 0800 022 8608
    • otros países
    • Alemania 0800 808 8300
    • Reino Unido 0800 021 1649
    • Francia 0800 919 130
    • Italia 800 089 854
    • Portugal 1 800 502 220
    • Holanda 0800 022 8608
    • otros países

Localización y mapa

Calle de Atocha, 83
Madrid 28012
España

COORDENADAS:

N +40º 24' 41.61" / W -3º 41' 51.39"

Información de contacto

Tel: (34) 91 3300500Fax: (34) 91 4201560

tryp.atocha@melia.com

Check-in después de las 12:00h

Check-out hasta las 12:00h

HomeHoteles en EspañaHoteles en MadridTRYP Madrid Atocha Hotel ****

Ruta por el barrio de las letras - TRYP Madrid Atocha Hotel

¡Bienvenido a Madrid!

Mi nombre es Maria Alcaide y soy uno de los expertos en Cultura del TRYP Atocha.

Os presento una ruta privilegiada por el barrio de las letras.

Para empezar nos vamos a situar en la Plaza de Santa Ana, verdadero corazón del barrio. Sobre este solar estuvo el Convento de Santa Ana que se derribó con las reformas urbanísticas de José Bonaparte, a un lado quedan dos edificios emblemáticos: el Teatro español, sobre el solar del antiguo corral del Príncipe, y el Hotel Victoria, tradicionalmente elegido por toreros para vestirse antes de la faena. Alrededor de la plaza quedan multitud de bares, cafeterías, herederas de la tradición que esta zona tuvo de mentidero (el mismo Café del Príncipe que tenía una tertulia en la que coincidían Larra o Espronceda, estuvo aquí) y cervecerías como La Alemana, que también contó con la visita de escritores ilustres como Jardiel, Valle Inclán o Ernest Hemingway.

Seguimos el paseo hacia la Plaza del Angel, con el Café Central, templo del jazz en la ciudad, y de allí por la calle de San Sebastián hacia la Iglesia de San Sebastián. En sus libros de actas se encuentra registrados los nacimientos, bodas y defunciones de figuras de todas las épocas como Cervantes, Lope de Vega, Vélez de Guevara, Espronceda, Iriarte, Moratín, Bécquer o Benavente…

Llama la atención una floristería colindante, edificada sobre el antiguo cementerio de la iglesia que fue descanso de los restos de Lope de Vega, en una de la últimas mondas en el siglo XIX desaparecieron sus huesos para siempre.

CALLE DE ATOCHA

Salimos a la Calle de Atocha, Seguimos calle abajo, para tomar a la derecha la calle Costanilla de los Desamparados. En la esquina de esta con Atocha, se encuentra el edificio (muy transformado) en el que se imprimió la primera parte del Quijote, ahora es la sede de la Sociedad Cervantina de Madrid.

Por esta calle desembocamos en la calle de Moratín (Leandro, o sea, hijo). Aquí se encontraba uno de sus domicilios en este barrio. Atravesando la calle de Santa María, alcanzamos la calle Huertas.

Continuamos un poco, y tomamos a la derecha la calle León. En esta zona se encontraba el Mentidero de los representantes donde los actores y autores conversaban, criticaban, encontraban trabajo y se enteraban de todo tipo de noticias.

CALLE CERVANTES

Seguimos un poco más y estamos en la calle Cervantes, llamada así porque aquí tuvo uno de sus domicilios (antes vivió en Huertas y en la plaza de Matute). Paradojas del destino, en esta misma calle se encuentra, un poco más abajo del edificio que se construyó en el solar de la casa del escritor del Quijote, la Casa Museo de Lope de Vega. Aquí vivió Lope los últimos años de su vida, luego fue abandonada hasta que la Real Academia la compró y la reconstruyó con primor. Ahora se puede visitar y admirar cómo era una casa del siglo XVI.

CALLE LOPE DE VEGA

Ya en la calle Lope de Vega nos encontramos el Convento de las Trinitarias, donde profesó una hija de Lope y otra de Cervantes que además fue enterrado aquí. Seguimos por la calle de Lope de Vega, hasta llegar a la plaza de Jesús, llamada así por estar situada allí la parroquia de Jesús de Medinacelli, imagen con gran fama de milagrera. Según la tradición si se acuden tres viernes seguidos a besar la imagen después del primero de marzo se conceden tres deseos, de ahí las colas enormes que se forman en esta época. Toda esta zona pertenecía a los Duques de Lerma que vendieron y derribaron su palacio en el XIX para dejar paso a la edificación de edificios tan emblemáticos como el Hotel Palace, junto al antiguo palacio estaba la iglesia que también desapareció para construirse la actual en los años 20.

Han desaparecido los espejos deformantes del callejón del Gato, en los que Valle-Inclán vio la tragedia de España transformada en esperpento a través de los ojos agonizantes de Max Estrella. Los espejos, que hoy en día sirven de reclamo de un establecimiento especializado en "patatas bravas", eran copias reducidas de los dos grandes espejos de cuerpo entero, cóncavo el uno y convexo el otro, a los que iban  niños y  adolescentes a ver sus imágenes deformadas pareciéndose a Quijotes y Sanchos.

A dos pasos volvemos a la plaza de Santa Ana, la más espaciosa del barrio, escenario privilegiado de su principal teatro, corral de comedias y tragedias, cenáculo de conspiraciones y fábulas.

En sus alrededores vivieron y malvivieron los más ilustres ingenios de aquel siglo de oro y de miserias: Félix Lope de Vega, Miguel de Cervantes Saavedra, Francisco de Quevedo y Luis de Góngora.

Reserva tu habitación

Total:
Habitaciones:
Adultos
Niños